Llegaban los juegos de Tokio y el mundo tenía los ojos puestos en ella Simone Biles. Y sí, nos ha sorprendido. De manera diferente y para mí, de forma muy positiva.

Sé que os había prometido descansar de mis artículos hasta septiembre, pero he decidido escribir este artículo de forma excepcional porque creo que el motivo vale la pena. Hace una semana que terminaron los juegos Olímpicos de Tokio 2020 a pesar de que por el motivo que todo mundo sabe se han llevado a cabo este 2021.

Para mí, a pesar de “solo” ganar 2 medallas, la gran protagonista de estos juegos olímpicos es sin duda Simone Biles. Admito que ya era fan de ella y ahora los soy todavía mucho más. Gracias a ella, y solo por ella, veo las competiciones de Gimnasia; solo por verla a ella, ya que me parece un auténtico fenómeno y una diosa del deporte. Además, es la 1ª deportista que tiene un emoticono propio lanzado por Twitter hace unas semanas.

Tal vez algunos no sepáis quién es, así que por si alguien no sabe quién es Simone Biles, ahí va:

Gimnasta norte americana nacida en 1997. Cumplirá 25 años el próximo 14 de marzo, adoptada por sus abuelos maternos, ya que sus padres era adictos a las drogas y no podían y no deberían hacerse cargo de una niña. A los 6 años se enamoró de la gimnasia en un campamento y a los 19 años nosotros los amantes del deporte nos enamoramos de ella. Hizo historia en los juegos olímpicos de Río de Janeiro Brasil en 2016, al ganar 5 medallas, 4 de las cuales fueron de oro.

7 veces campeona nacional de EEUU.
5 campeonatos del mundo y la única en ganar 3 campeonatos del mundo de manera consecutiva.
Tiene 19 títulos mundiales en los diferentes aparatos de gimnasia. 25 medallas mundiales.
Y con las últimas 2 ganadas en Tokio, tiene 7 medallas olímpicas lo que hace que sea la mayor gimnasta de todos los tiempos. La atleta más laureada de la historia en gimnasia tanto femenina como masculina; nunca nadie ha ganado tanto como ella.

Y llegaban los juegos de Tokio y el mundo tenía los ojos puestos en ella.

Ya no había Usain Bolt ni Michael Phelps, la estrella de estos juegos y la más mediática era Simone Biles. Llegaba con 5 medallas ganadas en Río y todos los flashes estaban sobre ella. Las preguntas que hacía todo el mundo eran:
“¿Cuántas medallas ganará?”, “¿Qué ejercicio hará para sorprendernos?”

Y sí, nos ha sorprendido, pero de una manera diferente y para mí de una forma muy positiva.

A mitad del 1º día de competición, durante la competición por equipos, se retiró. Todas las noticias apuntaban a una lesión en un tobillo, ya que había tenido un par de fallos. Los rumores eran muchos y la sorpresa vino cuando ella misma anunció que se había retirado por su salud mental.

Decía que a veces creía que el mundo estaba sobre su espalada, que de ella solo se espera la perfección.

Y esa valentía de decir a los 4 vientos: “Hay que poner la salud mental por delante del éxito y del deporte” a mí personalmente me pareció BRILLANTE.

Los días siguientes fueron de millones de comentarios y análisis; y claro mucha gente como no se apresuró a criticar en las redes sociales. “Que floja y que débil es Simone que no acepta la presión” y todos los improperios que se puedan imaginar cómo es típico detrás del anonimato que proporciona algunas redes sociales.

Como dijo alguien de su entono, esta niña vivió más en 24 años que mucha gente en una vida entera. Es verdad, aparte de su infancia complicada, su hermano está cumpliendo pena de cárcel por asesinato. Ha sido víctima de abusos por parte del médico de la selección Larry Nassar durante años al igual que otras 100 gimnastas también han declarado.

Y a pesar de todo esto, esta niña ha competido durante años y años, y además ganando títulos y siendo la gimnasta más laureada de la historia como he mencionado anteriormente.

Pero en Tokio dijo ¡Basta! Y salió de la competición. Y justo cuando todo el mundo ya no contaba con ella; con todo el valor salió a competir en la modalidad de la barra de equilibrio y se llevó la medalla de Bronce

Simplemente es espectacular. Y esta heroína puso sobre la palestra la salud mental. A raíz de su declaración muchos programas en la televisión hablaron sobre esto y las consecuencias.

¿Cuántos deportistas sufren de esto?

Recientemente una de las atletas del equipo de Nueva Zelanda en Ciclismo, que a pesar de tener marca no fue convocada para los juegos olímpicos, se suicidaba en su casa en Nueva Zelanda. Iniesta asumió depresión justo en el mundial de Sudáfrica en 2010. Y tenemos muchos más ejemplos Dani Martin, Naomi Osaka y muchos, muchos más.

La realidad es que esto no afecta solo a los deportistas, cantantes, famosos, etc. Puede pasarle a cualquiera, en cualquier ámbito profesional.

Yo; asumo que en mi vida hubo etapas que me daban ataques de pánico, de ansiedad; dificultad en respirar, etc. Todo esto provocaba algo en mí, que hacía que yo perdiese el control de mi vida, ya que en el momento menos esperado me daban estos ataques. No sabía que me pasaba ni como solucionarlo, a pesar de intentarlo o creer que lo estaba haciendo de la forma correcta.

Al ver que esto seguía sucediendo decidí buscar ayuda y es por ese hecho que, hoy he decidido escribir este artículo de manera excepcional y titularlo:

Yo también soy Simone Biles. Porque yo también necesite terapia en algún momento de mi vida, del cual estoy muy orgulloso. Hoy en día sigo yendo a terapia y seguiré hasta el día que crea que he conseguido mi objetivo. Os puedo afirmar que ha sido una de las mejores decisiones de mi vida.

Como dijo alguien un día “Todos necesitamos terapia en algún momento de nuestra vida y si es buena: solo necesitas una vez y nunca más”.

La salud mental es importante y no se le da la importancia que debería.

La realidad es que todos tenemos esqueletos y fantasmas en el armario. No es nada malo, siempre que sepas asumir el problema y ponerte en manos de profesionales, porque como dijo esta campeona hay que poner la salud mental por delante de todo

Todos alguna vez necesitamos ayuda, y si estamos bien de arriba lo más seguro es que todo lo demás fluya. Se habla mucho de cuidar la alimentación y de realizar actividad física, pero creo que se debería hablar también de cuidar la parte mental.

Y un dato más sobre esta niña: Después de retirarse en las olimpiadas por sus problemas de salud mental y antes de tomar la decisión de volver a salir a competir, donde volvió a ganar su 7ª medalla olímpica como os es contado, recibió la noticia de que su tía había fallecido. Por eso veo muy graciosos que la gente se eche a criticar cuando la decisión más complicada que han tenido que tomar en su vida es que camisa me pongo. La misma gente que después se ahoga en un vaso de agua con alguna chorrada y no tiene la capacidad para afrontar los problemas. Esos mismos se dedican a criticar en redes sociales gratuitamente a una niña porque asume que no está bien y no puede competir. Si esto no es ser una heroína, no sé que será para ti una heroína, pero para mí Simone Biles lo es.

Y del mismo modo que la gente dice: Yo vi a Schumacher, Rossi, Federer, Nadal, Djokovic, Messi o Cristiano, también se dirá Yo vi a Simone Biles.

Como dijo Simone Biles: “Antes de entretenimiento somos humanos.”

Por eso mi aplauso para su madurez y su valentía. Ojalá llegue a París 2024 porque fijo que tendrá otro color en esas olimpiadas.

Gracias Simone y como dije antes:

Yo también soy Simone Biles

Ahora sí, volvemos en septiembre y feliz verano.

Lee más artículos de Nuno Miguel
¡Sin libros no hay paraíso! 5 libros para este verano.

¡Sin libros no hay paraíso! 5 libros para este verano.

¿Os gusta leer tanto como a mí? ¿Si sois de los que pensáis que sin libros no hay paraíso? ¡Perfecto! Os traigo 5 libros para este verano. Después de este invierno raro, con tantas lluvias y una de las mayores nevadas de la historia, ya estamos en verano. Es una de...

Pymes y Autónomos los Superhéroes del siglo XXI

Pymes y Autónomos los Superhéroes del siglo XXI

Los autónomos son los verdaderos Superhéroes. Muchas veces imagino que, si algún día tengo un hijo, un día me diga mientras jugamos: “Papa, yo de mayor quiero ser un Superhéroe como Batman.” Y le contesto con toda la naturalidad: “No hijo, Un superhéroe es un...

Michael Jordan – 8 lecciones de liderazgo en The Last Dance

Michael Jordan – 8 lecciones de liderazgo en The Last Dance

Michael Jordan -  The Last Dance Soy fan de las docuseries. He visto decenas y cada vez que sale una en alguna de las plataformas que existen, la veo al momento. Hace  justo 1 año, el 19 de abril de 2020, se estrenaba en Netflix una de las mejores docuseries que...

Compartir