Con el confinamiento las reuniones virtuales, ya sea entre compañeros o posibles clientes, han pasado a formar parte de nuestro día a día. Nos hemos tenido que adaptar a esta nueva forma de relacionarnos. ¿Cuáles son las principales diferencias entre una reunión presencial vs. Online?

La mayoría de los post explican qué herramientas usar o cómo estructurar una reunión. Sin embargo, conocer qué diferencias hay entre una reunión presencial vs. online te ayudará a tener en cuenta otros aspectos igual de importantes a la hora de abordar una reunión virtual.

Tu imagen en una reunión presencial vs. online.

Cuando asistimos a una reunión con un cliente, nos arreglamos, damos importancia a nuestra ropa, higiene, maquillaje, etc. Lo hacemos porque nos empodera. Nos hace sentir más seguros con nosotros mismos, y eso se refleja durante la reunión y tiene un impacto directo en cómo nos perciben los demás.

El efecto es bidireccional, ya que esperamos que las personas con las que nos reunimos den la misma importancia a esos aspectos que nosotros, y si no lo hacen, afecta a la percepción que tenemos sobre ellos.

Hay dos grandes diferencias entre una reunión presencial vs. Online y tienen un impacto directo en nuestra imagen o en cómo percibimos a nuestros clientes:

– Hablamos a través de una cámara, no cara a cara.
– Nos reunimos en espacios diferentes al de nuestros clientes/oyentes.

Hablamos a través de una cámara.

Más allá de las complicaciones técnicas que puedan surgir durante una reunión virtual, hay cosas que sí podemos controlar y que afectan a la forma en la que percibimos o somos percibidos:

Buena luz

Las imágenes oscuras, con poca luz, nos transmiten tristeza y/o aburrimiento. ¿Es eso lo que quieres transmitir a tu cliente? ¿O lo que esperas ver en un ponente?

Consejo: busca una habitación bien iluminada. Si hay ventana, ponte delante de ella para evitar que uno de tus lados quede mucho más expuesto a la luz que el otro. Descarta dejar la ventana a tu espalda, ya que, si hace mucho sol, estarás a contraluz y tu cliente/compañeros solo verán una figura oscura.

Calidad de imagen

La mala calidad de una cámara o unos filtros innecesarios distorsionan tu imagen.

Una cámara con mala calidad granula tu imagen, eso significa que tu cliente/compañeros te ven como si hubiera tierra o polvo, lo que resulta muy molesto.

Consejo: si no tienes una buena cámara, invierte en una y evita usar filtros de imagen durante reuniones profesionales, especialmente filtros de desenfoque. Se suele recurrir a ellos para disimular las imperfecciones, pero son bastante molestos para el espectador.

Posición de la cámara

Cuando nos reunimos presencialmente, nos ponemos a la misma altura que nuestro cliente, buscamos su mirada. Cómo posicionamos la cámara, es el equivalente a esto durante una reunión virtual, ya que nos ayuda a dirigir la mirada.

Mira a la cámara, si quieres mirar a los ojos

Si quieres que tus oyentes sientan que los estás mirando directamente a ellos, como cuando estabas en una reunión presencial, mira fijamente a la cámara.
Suena más fácil de lo que es, ya que el instinto nos traiciona.

¿Dónde miramos durante las reuniones virtuales?

Instintivamente, miramos a la pantalla de nuestro ordenador/móvil/tablet y lo hacemos de forma recta, es decir, no miramos hacía arriba o abajo, pero lo parece dependiendo de dónde esté situada nuestra cámara.

El cine usa la posición de la cámara y el encuadre o tipo de plano para transmitir información. Estamos tan acostumbrados que no somos conscientes de que, no solo nos ayuda a dirigir la mirada, sino que el plano ya transmite algo por si mismo.

Existen 3 posiciones habituales de cámara en una reunión online:

1. Contrapicado: conseguirás un plano tomado desde abajo. Cinematográficamente, se usa para transmitir la idea de intimidación o mayor importancia.

¿Hacia dónde miras? Miras hacia abajo, incluso aunque mires directamente a la cámara, los espectadores tendrán la sensación de que les miras como si estuvieras por encima de ellos.

Consejo: evita esta posición de cámara a toda costa. Tiene una connotación muy negativa y es un tipo de plano que no suele favorecer a nadie, ya que nos hace parecer más grandes.

2. Picado: conseguirás el efecto contrario, ya que tu cámara estará por encima de ti. En este caso, lo que transmites es la sensación de estar por debajo, de inferioridad.

¿Hacia dónde miras? Hacia arriba. Cuando alguien mira hacia arriba, lo asociamos a que la persona está pensando en otra cosa, está distraída o no sabe qué contestar.

Consejo: a pesar de que suele afinar nuestro aspecto, los oyentes/cliente nos percibirán como una persona que no está prestando atención a lo que sucede en la reunión, como si no te interesara.

3. Centrado: los espectadores te verán como un igual, ya que estarás a su misma altura.

¿Hacia dónde miras? De frente. Ten en cuenta, que los ordenadores con cámara integrada suelen tenerla en la parte superior. Por lo tanto, es probable que tengas que bajar la pantalla o subir el asiento si quieres que la cámara quede bien centrada, de lo contrario estarán en picado, muy leve, pero picado al fin y al cabo.

Consejo: es la mejor forma de hablar con alguien de manera virtual, especialmente si tus ojos están a la altura de la cámara.

Nos reunimos en espacios diferentes al de nuestros clientes/oyentes

En las reuniones presenciales, el espacio era compartido y se limitaba a una sala de reuniones en las oficinas, auditorios, etc. Ahora nos reunimos en nuestro comedor, terraza o con suerte el despacho que tenemos en casa.

El fondo

En general, opta por un fondo que no atraiga la atención de tus compañeros. La concentración en una reunión presenciales vs. online es bastante mayor. La gente tiene muchos imputs en una reunión online y se distraen con mucha facilidad, así que no se lo pongas más difícil a tus compañeros o clientes añadiendo información detrás de ti con la que se puedan distraer.

Consejo: evita ventanas, elementos que distraigan o espacios grandes por los que pueda pasar un familiar.

La manera en la que usamos nuestra voz, nuestro cuerpo o incluso la forma en la que desarrollamos la reunión, también ha cambiado mucho de las reuniones presenciales vs. online. Si te interesa que hablemos sobre alguno de estos aspectos, ¡háznoslo saber en los comentarios!

Si te ha parecido interesante la publicación, apúntate a nuestro webinar el próximo miércoles 16 de diciembre a las 17:00 sobre Tips para abordar una reunión online con Raquel Izaguirre.

¿Tenías en cuenta todos estos aspectos a la hora de hacer reuniones online? ¡Coméntanos!

Compartir