¿El íder nace o se hace? Es una pregunta que escuchamos a menudo. Yo no tengo la respuesta pero a nivel personal creo que el líder se hace. Y digo que se hace porque hay diferentes tipos de liderazgo y diferentes tipos de líderes.

El liderazgo tiene mucha fuerza e importancia en el mundo laboral y en la sociedad actual. Un líder es alguien que destaca sobre el resto y tiene la capacidad de tomar las mejores decisiones, casi siempre correctas, para el equipo o grupo; una persona que motiva e inspira a los demás a conseguir un objetivo o meta común. Existen una gran variedad de tipos de liderazgo. El psicólogo Kurt Lewin llevó a cabo en los años 40 el 1er estudio sobre los diferentes, que no únicos, tipos de liderazgo que existen. Nos propone 3 tipos de líderes:

1. El líder autoritario:

Es aquel que decide por cuenta propia, sin consultar a sus seguidores. Esta clase de líder apoya la comunicación unidireccional, no hay diálogo.

2. El líder liberal o que deja hacer:

Suele adoptar un papel pasivo y entregar el poder al grupo. Concede amplia libertad para el accionar de este.

3. El líder democrático:

Es aquel que, en primer lugar fomenta el debate y la discusión dentro del grupo. Toma en cuenta las opiniones del mismo a partir de criterios y normas de evaluación que resultan explícitas.

Durante los últimos años se han añadido 2 tipos más de liderazgos:

1. Liderazgo transaccional:

Se basa en transacciones, es decir, en procesos de intercambio entre los líderes y los demás componentes del equipo. Reciben premios por su desempeño laboral y el líder se beneficia porque ellos cumplen con las tareas. Casi siempre el líder transaccional tiene que empujar al equipo.

2. Liderazgo transformacional:

En el que el directivo es capaz de inspirar a los empleados, que lo siguen por sí mismos. Este modelo de dirección, proviene de la Teoría del Liderazgo Transformacional, creada por el premio Pulitzer, James MacGregor Burns en 1978, quien describe este estilo en su libro Transforming Leadership.

No te pierdas a James MacGregor Burns hablando sobre liderazgo en este interesante video.

Por ser un tipo de liderazgo basado en los valores, los comportamientos y las creencias de los miembros del grupo, elementos que redimensionan el factor humano en la organización y le otorgan un papel primordial, este estilo se basa en:

1. La capacidad de trabajo en equipo:

Todos los elementos del equipo se implican en los proyectos y decisiones de la empresa por igual. Son protagonistas en la toma de decisiones.

2. La capacidad de delegar:

Se transmite confianza y se delega sin perder la capacidad de control, planificación y coordinación.

3. La capacidad motivadora:

Llevan al grupo hacia adelante con una visión positiva y objetiva de la realidad, haciendo que el equipo se sienta seguro y se concentre en lo importante y lo que se puede controlar

4. La capacidad de flexibilidad:

Se desarrolla la habilidad para adaptarse a casi todas las situaciones que pasan en el día a día.

Pero, además de todo esto, ¿qué otras características debe tener un líder?
1. Ser un buen comunicador:

Saber expresarse asertivamente, tener una escucha empática y activa.

2. Saber trabajar en equipo:

Crear y guiar equipos de trabajo, conduciendo al equipo a niveles de desarrollo y producción superiores, donde aproveche las potencialidades de cada miembro.

3. Ser proactivo:

Tener iniciativa y capacidad para anticiparse a problemas o necesidades futuras.

4. Tener la capacidad para impulsar el cambio:

Tener visión de negocio, flexibilidad, saber innovar, tener capacidad de obtener beneficios logrando incrementar la competitividad de los miembros del equipo y el aumento de la productividad.

5. Tener empatía:

Saber percibir, compartir y comprender lo que otros pueden sentir.

6. Visión, metas y objetivos:

Tener la capacidad de transmitir a los demás el futuro y todo lo que el equipo puede alcanzar. Debe ser el GPS o la brújula que guíe el grupo. Si no existen metas y objetivos claros y específicos, el esfuerzo puede ser en vano y el grupo puede frustrarse. Los objetivos deben ir de la mano con la capacidad del grupo: no es efectivo establecer metas inalcanzables.

Os dejo una frase de John Quincy Adams, 6º presidente de los Estados Unidos que para mí lo resume todo:
“Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y cambiar más, eres un líder.»

Compartir